Storytelling: Tu marca contando historias

En la era digital, la marca personal se ha convertido en la protagonista para llegar nuestros clientes a través de las diferentes plataformas digitales. En notas pasadas te compartimos ampliamente la definición de este término y el proceso de construcción de una marca personal (Branding Personal), sin embargo es un tema bastante amplio y hoy queremos hablar sobre una técnica que cobra sentido cuando se quiere conectar con el cliente: Storytelling.

Cuando se quiere construir la imagen de una marca el Storytelling es una de las capacidades más importantes que hay que tener. Saber contar historias, es lo que hace que el receptor conecte con el mensaje, que establezca vínculos e incluso que recuerde mejor lo que se le está contando.

Cuando se habla de Storytelling, se habla de su importancia para la publicidad, para las marcas comerciales y para las historias. Sin embargo este término es aún más importante para el profesional, porque en un entorno en el que la marca personal es cada vez más y más importante y en un escenario en el que hay que conseguir no sólo ser más atractivo sino también destacarse por encima de los demás en tu nicho de mercado y el cómo se cuenta lo que se tiene que contar es lo que realmente importa. Esto es, no solo contar una historia ligada a su marca personal , sino que además tiene que contarla bien.

Por ello el storytelling es también decisivo y muy importante para la marca personal. Cuando se habla de historias, se suele pensar en grandes historias y no en lo cotidiano, pero lo importante en realidad no es tanto la anécdota que soporte la historia, sino mas bien el cómo la contamos y el significado del que dotamos a esa historia.

Según esto se puede decir que hay tres tipos de historias que todos pueden contar y que pueden hacer muy memorables si se sabe usar el storytelling.

  1. El en qué creo: O el qué defiendo; Con ello lo que contamos es lo que es importante para nosotros y lo que defendemos. Contar esto usando una historia hará que todo resulte mucho más sólido y solvente.
  2. La confianza creciente: El profesional tiene que enfrentarse a muchos retos, cambios y muchas exigencias. Introducir el storytelling a la hora de narrar las capacidades que se tienen en este terreno y lo que se está haciendo o se ha hecho, hace que sea mucho mas fácil transmitir lo que se quiere contar y dotar al otro de confianza.
  3. La historia del futuro en el que creo: Contar lo que uno espera del futuro y las razones de ello ha dejado de ser suficiente. Ahora hay que saber narrarlo, hay que ser capaz de transmitirlo de modo que ayude a lograr un compromiso en el receptor; hacer tangible una visión y hacer el futuro una realidad más cercana. Ese es el camino para ser un referente y lograr una marca personal sólida.

Según esto entonces todas las personas tienen algo que contar, pero depende de la buena estrategia convertirlo en un relato inspirador. La forma más eficaz de aplicar el Storytelling a nuestras estrategias de marketing es comenzando por la base. Te compartimos los pasos de como llegar a construir tus mejores historias

  • Identifica tu propósito: Analiza cuáles son las cosas que más te gusta hacer y por qué las haces, luego resalta la que mejor hagas e intenta dar una respuesta sólida para darle más narrativa al storytelling.
  • Enfoca tus valores: No todos persiguen los propósitos de la misma manera. Tus valores te diferenciaran del resto de posibles competidores y serán capaces de darte una personalidad propia que te hará conectar con tu audiencia.
  • Habla de tu visión: ¿Qué aportas a los demás? ¿Cómo ayudan tus servicios o tu trabajo al resto de las personas? El desafío en este paso es hacer que tu historia sea motivadora y no egocéntrica.
  • Referentes: Habla de otras personas en tu storytelling de marca personal. Amigos que te hayan apoyado o mentores que hayan creído siempre en ti. Como en cualquier relato que merezca la pena, en tu storytelling debe de haber otros personajes aparte de ti mismo.
  • Añade narrativa: Repasa algunos eventos de tu vida que te hayan marcado. Trabaja siempre a partir de experiencias: sucesos de la niñez, adolescencia o juventud que hayan sido enriquecedores para tu crecimiento.

Hay elementos infaltables a la hora de desarrollar una buena historia y poder llegar a tus clientes. El factor sorpresa para dejar una huella en los clientes a través de esa historia o ese final inesperado; El lado humano, el storytelling permite humanizar las marcas por lo que llega directamente a las emociones de tus clientes; las experiencias, Créalas, deja a un lado los datos y cuenta experiencias. Verás cómo te llevas a tu público a tu terreno; y la memoria, procura que lo que cuentes quede impregnado en la memoria de tu público, sé memorable. De esta forma, compartirá tu historia con otras personas y en el sitio que menos te imagines.

¿Para qué usar Storytelling?

  • Para conectar emocionalmente con nuestro público objetivo.
  • Para contar nuestra historia de marca de manera convincente y efectiva.
  • Para entretener y despertar interés en nuestro público.
  • Para activar la imaginación de nuestra comunidad y despertar su lado más emotivo.
  • Para generar recuerdo de Marca, que cuenten nuestra historia y la compartan.

Para desarrollar el storytelling de tu marca personal, tu servicio no es la parte que debes hacer más interesante. Lo más importante es crear el marco narrativo de tu vida en forma de relato con el fin de que la audiencia se identifique y pueda recrear su propia historia oyendo la tuya.

Tu historia tiene que crear interés y convencer de que puede resolver el problema que tiene tu público objetivo.