Estereotipos como estrategias en el marketing

Estereotipos como estrategias en el marketing

En la actualidad diversas demandas han sido instauradas por el mercado como necesidades al interior de la sociedad y el individuo, siendo estas evidencias en la adquisición de productos y servicios

la oferta del mercado se muestra de manera seductora ante el sujeto o cliente y toma como propios aquellos estereotipos para ser transformados en necesidad de consumo.

La psicología de Marketing es de gran interés para el mercado, ya que se ocupa de estudiar el comportamiento del consumidor en relación a la oferta y a la demanda, con la finalidad de crear estrategias que se impregnan en el psiquismo del sujeto y este cree necesidades y deseos para adquirir productos

Esta disciplina contempla temas como:
– la psicología del consumidor,
– la psicología del televidente,
– la psicología económica,
– la publicidad, el neuromarketing y el mercadeo, entre otros, con el fin de utilizar sofismas distractores, para la adquisición de los productos y para la prestación de servicios.

Es así que el consumidor está invadido de un sin número de publicidades en el que la mayoría está arraigada a estereotipos como estrategia para movilizar al sujeto a consumir determinada marca o producto, con el cual se siente identificado y puede incurrir en un estilo de vida.

El estereotipo materializado en la imagen representa una carga emocional que se vuelve un factor importante en el deseo del consumidor seduciéndolos para lograr identificaciones con la marca y así adquirir un producto y utilizar un servicio que ha sido inducido inconscientemente en el deseo de estos.

Actualmente, los estereotipos que se utilizan como estrategias de marketing, han hecho que los clientes pasen de ser ocasionales a ser consumidores leales, teniendo en cuenta que estos “tienen vínculos afectivos estrechos con una marca favorita que compran con regularidad…

De lo anterior es necesario aclarar, que cuando se habla de consumo se despliega una amplia gama de productos y servicios que se ofertan en el mercado, los podemos caracterizar por ser ostentosos como los automóviles, los accesorios, la ropa; también se encuentran, los libros, lo viajes, las carreras universitarias, entre otros. Así el consumo es una actividad cotidiana presente en todos los individuos (niños, jóvenes y adultos) de la sociedad.

la lógica de la psicología de marketing con la aplicación de los estereotipos como estrategias, es dar la sensación a los clientes de una satisfacción total, pero esta disciplina reconoce que el ser humano tiene una satisfacción parcial; siempre quiere más de lo que tiene y adquiere más de lo que puede.

El comportamiento de consumo está ligado a la siguiente premisa: todo deseo da cuenta de una falta, toda falta genera una demanda y toda demanda va acompañada de emociones, en toda emoción surgen sentimientos que se pueden evidenciar en el pensamiento y en la adquisición de un producto y de un servicio.
En la sociedad contemporánea los estereotipos construyen consumidores hedonistas “Este sólo responde al llamado de los placeres. Para esta figura arque-típica el deseo no constituye en sí mismo un goce, puesto que sólo encuentra sentido en la consumación.
A partir de lo anterior podemos decir que el sujeto estructura parte de su personalidad desde lo cultural acompañado de ideales sociales, representados en la adquisición de bienes y servicios.